• Durante el homenaje al cantautor Armando Manzanero, participó Tania Libertad.

Armando Manzanero ofreció una romántica velada en la ciudad maya de Chichén Itzá ante unas cincos mil personas.

Previo a iniciar la velada, teniendo a la Pirámide de Kukulcán de escenografía y una brillante luna llena, un sacerdote maya realizó un ritual para pedir permiso a los guardianes de este histórico lugar.

“Somos novios” fue la canción con la que Manzanero, abrió el concierto en una de las Siete Maravillas del Mundo y continuó con “Aquél señor”.

Luego de suspenderse por unos minutos el concierto, su hijo Juan Pablo regresó al escenario y repitió la canción que minutos antes le dedicó a su padre.

En este homenaje a uno de los grandes de la música en México, participó Tania Libertad con ella interpretó “Nada personal” y luego sola en el escenario “Dime”.

Manzanero regresó a pedir disculpas por las fallas técnicas.

“Mil inconvenientes, mil perdones, por primera vez sentí lo que siente una mujer cuando da a luz”; expresó entre risas y nervios.

Entre anécdotas de su infancia, del amor entre sus padres y un recorrido musical por sus más grandes éxitos, el yucateco compartió el escenario con Carlos Rivera, Alex Lora, Paquito de Rivera, Gaby Moreno, la Orquesta Típica de Yukalpetén, María Medina y el cantante italiano Eros Ramazotti, con quien cantó “Adoro”.

Los asistentes tuvieron la oportunidad de escuchar en uno de los sitios más visitados, “La cosa más bella” uno de los éxitos más sonados del italiano.

Esta noche se grabó el disco del concierto “Cantando con Manzanero”