Grupos de activistas denunciaron este fin de semana en varias manifestaciones en Nueva York un preocupante aumento de la violencia motivada en el odio contra personas asiáticas en las calles y reclamaron a las autoridades locales que pongan orden.

Este domingo, el activista comunitario Tony Herbert, que dirige la organización Advocates Without Borders y fue candidato a defensor del pueblo, encabezó una protesta en el distrito de Queens donde recordó que la violencia está “en niveles máximos”, según informó el canal ABC7.

Herbert, junto a un grupo de activistas, señaló un incidente de esta misma semana en que una mujer asiática de 52 años fue increpada y empujada al suelo por un individuo mientras esperaba delante de una pastelería, el último en una serie de acontecimientos violentos con tintes racistas contra este colectivo.

“La violencia en Nueva York está en niveles máximos y si no te asaltan en el metro, te asaltan mientras esperas para comprar pasteles (…). No queremos que se quite fondos a la fuerza policial y poder retirar a estos individuos de la calle”, dijo, en referencia al Departamento de Policía local (NYPD).

La Gran Manzana experimenta desde hace meses una ola de violencia que los expertos atribuyen a la pandemia y a la crisis económica, y sólo el año pasado los tiroteos prácticamente se duplicaron, pero el presupuesto policial fue recortado en mil millones de dólares tras las protestas de Black Lives Matter.

Con información de medios