¡Comparte!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Morelia, Michoacán, a 4 septiembre de 2019.- El cáncer es 80 por ciento curable si se detecta a tiempo; por ello, en el marco de “Septiembre, mes dorado para la concientización sobre el cáncer infantil”, la Secretaría de Salud de Michoacán (SSM), exhorta a las y los padres de familia a prevenir y cuidar la salud de sus hijos, mediante la revisión clínica periódica.

El cáncer infantil más frecuente en la entidad es la Leucemia, en un 50 por ciento y sus signos y síntomas más comunes pueden ser palidez que se acompaña de debilidad y desgano, fiebre de larga evolución (más de 2 semanas) por la tarde y noche, sangrados, moretones y manchitas rojas en piel y mucosas y dolor de huesos que no se quita con analgésicos con un periodo de aparición corto (semanas).

Por ello, la importancia de detectar signos y síntomas de manera temprana, para contar con un diagnóstico y tratamiento oportuno en la infancia y la adolescencia; además de favorecer en la sobrevida de los pacientes y disminuir el impacto en la vida familiar.

Michoacán fue el primer estado de la República en contar con un banco de medicamentos oncológicos para la atención de estos pacientes, lo que hace posible que hoy la SSM, haya incrementado la sobrevida global en un 65 por ciento en pacientes con diversos tipos de cáncer.

Por ello, se brinda a los pacientes menores de 18 años medicamentos necesarios durante su tratamiento de manera gratuita; así como estudios de gabinete, quimioterapias y hospitalización.

La detección de pacientes susceptibles al cáncer, se realiza en los 364 Centros de Salud a todo menor de 18 años que acude a consulta de primera vez y los principales tipos de cáncer en edad pediátrica son leucemia, linfoma y tumores en el sistema nervioso central.

No existe plazo fijo para el tiempo de tratamiento, ya que éste depende del tipo específico de cáncer del que se trate y la respuesta del paciente, aunque puede durar entre dos y tres años para que pase a vigilancia, esta etapa dura varios años.

Existen algunos factores ambientales que pueden condicionar o aumentar el riesgo de cáncer, como el uso de pesticidas, la radiación, el uso de diversos fármacos y la herencia genética, en algunos casos.

Actualmente en el Hospital General Infantil “Eva Sámano de López Mateos”, se tienen registrados 860 niños, niñas y jóvenes con cáncer, de estos 150 se encuentran en tratamiento, 226 en vigilancia y 484 pacientes curados con más de 5 años de vigilancia, la cual continúa de manera permanente; además, anualmente ingresan alrededor de 90 usuarios nuevos.