RED 113/Por Patricia Padrón 

Morelia, Mich.- 17 de mayo de 2021.– El próximo 6 de junio se decidirá el rumbo que tomará Michoacán por los próximos 6 años con solo dos opciones. 

O viviremos divididos e infiltrados por el crimen organizado, como en el mandato de Leonel Godoy Rangel, cuando Jesús Reyna fue su secretario de Gobierno, siendo estos 2 personajes quienes le levantan la mano al abanderado de Morena Alfredo Ramírez Bedolla.

O caminamos hacia la ruta de progreso y recuperación de la crisis económica, en unidad y con un plan de gobierno perfectamente estructurado. 

Con Morena en el poder, Michoacán estaría sentenciado a revivir la historia más violenta en nuestro estado, sumando a la entidad el régimen del autoritarismo desplegado desde Palacio Nacional. 

Peligrosísimo sería que Michoacán cayera en manos de personas con familiares vinculados al narcotráfico, como Leonel Godoy y su hermano prófugo; o Alfredo Ramírez Bedolla y sus familiares vinculados a criminales en Aguililla; o Jesús Reyna, encarcelado por estar acusado de vínculos con la delincuencia organizada.

Las pruebas e historia ahí están a la vista y sin inventos, es responsabilidad de cada quien, no solo criticar y/o tener una postura en lo privado o redes sociales, sino salir a votar para defender el futuro de nuestros hijos.

Bien hicieron el PRI, PAN, PRD y los miles de ex miembros de Morena que se han sumado al Equipo por Michoacán, en unirse por el bien común que solo busca transitar hacia el progreso y desarrollo de la comunidad.