Ciudad de México.- El 17 de noviembre de 2019, el Gobierno chino detectó y confirmó un caso de una ‘extraña’ enfermedad, la cual se llamaría posteriormente COVID-19: era un hombre de 55 años, que vivía en la provincia de Hubei, cuya capital es Wuhan, según mencionó este martes el South China Morning Post.

A partir del primer caso confirmado, el reporte señala que cada día se registraban entre uno y cinco casos cada día, lo que llevó a que el 15 de diciembre existieran ya 27 casos, un día histórico, pues la cifra ascendió a dos dígitos.

A partir de ese momento, los especialistas han investigado cómo se propagó este padecimiento, que se deriva de la nueva cepa de coronavirus llamada SARS-COV-2.

Según datos de la Universidad Johns Hopkins, este martes hay a nivel mundial 55 millones 192 mil 391 casos confirmados y un millón 330 mil 205 decesos por esta enfermedad.

Las naciones más afectadas son Estados Unidos, Brasil, India, México y Reino Unido.