Desde cuotas a Siervos de la Nación, firmas apócrifas en cobros de apoyo para adultos mayores, hasta manipulación de recursos del programa La Escuela es Nuestra, son algunos de los abusos que comete la coordinadora de los programas federales en el distrito de Puruándiro, María del Carmen Pille Calderón, quien en diversas ocasiones y por diversos actores sociales ha sido denunciada, pese a que el propio delegado de la Secretaría de Bienestar tiene conocimiento de estos casos, la funcionaria sigue operando su red de corrupción.

El licenciado Manuel Duarte Ramírez, militante del mismo partido de Morena al que pertenece la señalada, refirió que Carmen Pille ha sido denunciada en al menos cuatro ocasiones por actores locales como presidentes municipales e incluso por dirigentes de otros partidos por la serie de abusos y corrupción que está cometiendo, estas denuncias han sido públicas en redes sociales, en ruedas de prensa en los municipios, la Secretaría de la Función Pública y hasta en los Órganos de Control Interno de la propia Secretaría del Bienestar, pero la capa de corrupción que la cobija es grande.

El abogado, sostiene que puede dar fe de un promedio de 290 casos documentados, con nombres y folios, que tienen inconsistencias en el pago de los adultos mayores y del programa Jóvenes Construyendo el Futuro.

“En el caso de los primeros, la mayoría de los casos se trata de personas que por sus condiciones han optado por la modalidad de pago a través de TELECOM, muchos de estos casos, en complicidad con personal de TELECOM, han robado su pago, argumentando que su folio no llegó o aprovechan cuando los adultos no se presentan a cobrar y no tienen un auxiliar autorizado que lo haga en su nombre; se ha detectado que borran la firma en la copia de la credencial de elector y ponen otra firma para que coincida con la que estampan en el folio”, denunció.

Para hacer este tipo de desvíos, el abogado denunció que María del Carmen Pille se hace valer de personajes que denomina sus coordinadores, pero a pesar de usar uniforme e insignias institucionales no están dados de alta en ninguna estructura de gobierno, pero sí “cobran cuotas” a jóvenes becarios, adultos mayores y hasta a los propios Siervos de la Nación, a quienes les quitan el 50% de su pago.

Uno de sus secuaces, Armando Venegas Martínez, quien opera en el municipio de Sixto Verduzco, fue grabado vía telefónica mientras le exige a una Servidora de la Nación que le haga el depósito correspondiente, incluso la amenaza para verla personalmente y reiterarle que tienen que dar esas cuotas “por confianza”.

Trascendió que el mismo delegado de la Secretaría de Bienestar, Roberto Pantoja Arzola, envió un comunicado al presidente municipal de Santa Ana Maya, Juan Audiel Calderón, para alertar al alcalde sobre las acciones de Armando Venegas Martínez, y de Omar Vega Calderón, otro personaje fraudulento, ambos operadores de Carmen Pille, advirtiendo que no son funcionarios federal ni tienen injerencia alguna en la entrega o administración de los programas. A pesar de esto son cercanos a la señalada y siempre que la acompañan portan el uniforme de ‘Siervo de la Nación’.

Finalmente, el abogado denunciante señaló que el delegado nacional Gabriel García Hernández, tiene conocimiento de los reiterados actos de corrupción en la región mencionada, pero se hace de la vista gorda y protege a Carmen Pille.

En su denuncia manifestó que el pueblo de México tenía derecho al cambio, “pero no a que nuevamente se incrusten en el sistema nuevos corruptos, me parece que debemos aspirar a tener gente integra y honesta como funcionarios, porque esto deteriora la imagen del Gobierno que se impulsa a través de la 4ª T”.