(Foto: cortesía web)

México.- Aguascalientes, Baja California Sur, Guanajuato, Jalisco y Nuevo León son las cinco entidades de la República que no se adhirieron al nuevo sistema de salud federal mediante el Instituto de la Salud para el Bienestar (Insabi) y tampoco cuentan con el servicio del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS-Bienestar).

Así lo informó el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, quien explicó que 23 estados sí firmaron el convenio de adhesión con la Federación; mientras que otras cuatro entidades como (Chihuahua, Coahuila, Michoacán y Tamaulipas) tampoco se unieron al Insabi, pero sí cuentan con el servicio de IMSS-Bienestar.

Durante la conferencia de prensa matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, el funcionario de la Secretaría de Salud explicó que la adhesión consiste en el compromiso de trabajar juntos en un mismo sistema que se comprometa con la gratuidad para personas no aseguradas.

Por lo tanto, los 23 estados que si se unieron a la nueva política de salud propuesta por el gobierno de López Obrador son: Baja California, Campeche, Ciudad de México, Chiapas, Colima, Durango, Estado de México, Guerrero, Hidalgo, Morelos, Nayarit, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, tabasco, Tlaxcala, Veracruz, Yucatán y Zacatecas.

El subsecretario de Salud indicó que los cinco estados que no se unieron al Insabi y tampoco cuentan con el IMSS-Bienestar no podrían garantizar la atención médica y los medicamentos gratuitos a su población.

Si bien Michoacán no entregará los servicios de Salud a la federación como parte del modelo del Instituto Nacional de Salud para el Bienestar si se firmará la adhesión no centralizada que significa que la administración estatal seguirá operando en la entidad.