Yurécuaro Mich.- Por tercera ocasión Marco Antonio González Jiménez, presidente municipal del municipio de Yurécuaro, dejó plantados a más de 300 colonos con los que previamente había acordado cita para revisar el pliego petitorio que anteriormente estos habían entregado.

Rubén Del Río Alonso, líder del antorchismo en la región, mencionó que el presidente municipal en su maniobra dilatoria envío en su representación al secretario general del ayuntamiento, César Miranda quien al enterarse del asunto a revisar simplemente mencionó que él no tenía conocimiento ni mucho menos instrucciones para la solución a dicho planteamiento.

Del Río Alonso agregó que la respuesta dada por parte de las autoridades carecía de validez, pero sobre todo de respeto para los habitantes del municipio, “No es una respuesta seria por parte del edil al enviar en su representación a alguien que no tiene el conocimiento ni la instrucción para dar respuesta a las peticiones de los pobladores, esto como puede notarse es una maniobra más para no atender las carencias de sus gobernados”, agregó.

El líder social enfatizó en una primera reunión el presidente municipal trató de confrontar a los integrantes del Movimiento Antorchista con militantes de su partido, a lo que prosiguió la cancelación de las reuniones pactadas y finalmente a ignorar rotundamente a los habitantes.

“Nosotros de caeremos en provocaciones ni en la desesperación, pues es precisamente lo que la autoridad municipal busca con sus maniobras. Busca rotundamente que renunciemos a la lucha dándole largas al asunto, pero no caeremos en provocaciones”, finalizó Del Rio Alonso.