Lorena Cortés 

Opinión 

Morelia, Mich.- 2 de marzo de 2021.- El dolor de las víctimas no prescribe, Rubí de María, conmovida por el testimonio reciente de Nath Campos violada por el youtober Rix y horrorizada por el relato de Basilia Castañeda, abusada por Félix Salgado Macedonio, por que cada día más jóvenes deciden denunciar a sus agresores, describe en una publicación para el Servicio Especial de la Mujer, como veinte años después de su ataque sexual fue que pudo llorar su propia violación. 

“Fue 20 años después del inhumano evento, cuando ví por primera vez a una mujer violada, que pude llorar mi propia violación… lloré durante quince días sin poder detenerme”. “La existencia de quienes han pasado por una violación se hace difusa para nosotras mismas. La huella de la angustia, el desconcierto, el miedo, la sensación de culpa no se acaban, no se disuelven nunca. Rechina en el cerebro el sonido sordo de lo absurdo penetrando en el cuerpo”. Cita Rubi en su relato. 

Como lo hemos comentado en este espacio el hostigamiento, abuso sexual y violación en México no se denuncian en un el 99.7% según cifras de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (2019). Miles de mujeres por miedo, por la culpabilidad, por la vergüenza, no le dicen a nadie o se tardan en denunciar a su agresor. 

Generalmente los privilegios de los abusadores hacen que las víctimas en una condición de vulnerabilidad y desventaja desistan en presentar una denuncia, aunado a ello la revictimización a la que se enfrentan en las fiscalías, al no creerles, juzgarlas y en el caso de haber prosperado la integración de una carpeta de investigación, terminan en muchas ocasiones, en un absurdo acuerdo de mediación, como suele suceder en la Fiscalía Genera de Michoacán. 

Sin embargo, cada de vez más, las mujeres toman valor y denuncian a su agresor sexual, sin importar cuanto tiempo haya pasado desde la agresión. Más aún lo hacen público.  

Ya lo señalamos, en Michoacán los delitos contra la libertad y seguridad sexual van al alza, en 2019 se integraron un total de 934 carpetas de investigación, de la cuales 417 fueron por violación, para el  2020 se incrementaron a 1,229 y 438 por violación. 

Marzo será un mes donde miles de mujeres en el mundo, en México y en Michoacán saldrán a las calles movidas por su indignación, por que dolor de las víctimas no prescribe, pero la culpa de un abusador, tampoco.