RED 113 MICHOACÁN/Redacción

Morelia, Mich.-Quince años de prisión le dio el juez que tomó conocimiento del caso a Nicolás G., esto por el delito de desaparición de persona en agravio de Nilda Francisco de la Cruz, quien era su ex novia. Esta sentencia se fijó en una audiencia realizada este miércoles en la que hubo un procedimiento abreviado por acuerdo de las partes involucradas.

Como se recordará, Nilda Francisco desapareció el 17 de marzo de 2019, ella era moradora de la Casa del Estudiante Rosa Luxemburgo, ubicada en esta ciudad de Morelia. 

Posteriormente, el 18 de marzo de este año durante las investigaciones de la Fiscalía General de Michoacán la chica, quien era estudiante de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, fue localizada muerta.

El cadáver de Nilda fue hallado dentro de un costal, en el interior de un inmueble de la población de Villa Nicolás de Bravo, municipio de Ajuchitlán del Progreso en el estado de Guerrero, estaba en avanzado estado de descomposición.

Las indagatorias también llevaron a la captura de Nicolás G. el 25 de junio de 2019. Este miércoles esta persona fue sentenciada a 15 años de cárcel dentro de un procedimiento abreviado por el delito de desaparición de persona en el cual se subsume el homicidio de la joven. 

Cabe mencionar que dicho procedimiento lo acuerda la familia con el indiciado y es un derecho que tienen, esto está contemplado en el Código Nacional de Procedimientos Penales.

El procedimiento se sigue para no ir a juicio y se da de inmediato la sentencia. En él el imputado acepta la responsabilidad que se le adjudica y hay voluntad de las partes involucradas, también se da la pronta reparación del daño.

La audiencia se hizo en las instalaciones del Poder Judicial de Michoacán que están en la Calzada La Huerta y a las afueras llegó un grupo de feministas que protestó por la sentencia que la autoridad judicial dio; sin embargo, es importante señalar que ésta fue apegada a la ley y con pleno conocimiento de las víctimas indirectas del caso, es decir, de los seres queridos de Nilda.