En el desierto del Sahara se formó una gigantesca nube de polvo el cual llegó hasta el Caribe y este martes 23 de junio arribará a México por lo que el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) hizo un llamado a la población a estar atentos, especialmente a aquellos que sufren de enfermedades respiratorias.

En ese sentido, el Cenapred estableció que “este polvo tiene un efecto directo en la cantidad de nubosidad y lluvias”, recordando que estamos en temporada de huracanes.

Además, asegura que “solo pequeñas concentraciones logran llegar al centro del país porque la Sierra Madre Oriental sirve de barrera natural”.

Es por ello que exhortan a las personas con asma, enfermedades respiratorias crónicas (EPOC), adultos mayores, mujeres embarazadas y niños, tomar previsiones como no salir de casa, y si esto no es posible, portar una mascarilla para cubrir nariz y boca, medidas que se deben reforzar por la pandemia del Covid-19.

Con información de agencias