Morelia, Michoacán, a 26 de mayo de 2021.- Hablar arrastrando las palabras, fatiga, deterioro de la agudeza visual, debilidad en alguna extremidad, mareos, hormigueo o dolor en distintas partes del cuerpo y problemas con la función sexual, los intestinos y la vejiga, son síntomas de que se puede padecer esclerosis múltiple.

Ante ello, la Secretaría de Salud de Michoacán (SSM), en el marco del “Día Nacional de la Esclerosis Múltiple”, exhorta a la población a que se mantenga alerta si se presenta alguna de esta sintomatología, para que acuda a solicitar apoyo con un especialista de manera oportuna.

Este es un padecimiento crónico y autoinmune que afecta la mielina (sustancia grasa que rodea y aísla los nervios), o materia blanca del cerebro y de la médula espinal, provocando la aparición de placas escleróticas que impiden el funcionamiento normal de esas fibras nerviosos.

La enfermedad es compleja y se asocia a diferentes factores genéticos y medioambientales, tales como la infección por virus de Epstein-Barr, el tabaco, el déficit de vitamina D o luz ultravioleta. No tiene cura, pero una serie de fármacos y recomendaciones ayudan a que su avance sea más lento.

Se desconoce las causas, pero se sospecha que un virus o un antígeno desconocido son los responsables que desencadenan una anomalía inmunológica, que suele aparecer a una edad temprana. Entonces el cuerpo, por algún motivo, produce anticuerpos contra su propia mielina.

Esto provoca, con el paso del tiempo, la aparición de lesiones de desmielinación y, posteriormente, cicatrices (placas) en distintos puntos del sistema nervioso central.

Este mecanismo inmunitario activa los glóbulos blancos (linfocitos) del torrente sanguíneo, que entran en el cerebro y debilitan los mecanismos de defensa de éste (es decir, la barrera sangre/cerebro). Una vez en el cerebro, estos glóbulos activan otros elementos del sistema inmunitario, de forma tal que atacan y destruyen la mielina.