Ciudad de México.- A través de la cuenta oficial de la Asociación Nacional de Intérpretes (ANDI) de Twitter, se dio a conocer la muerte de la primera actriz Cecilia Romo, quien tuvo una larga lucha contra el Covid-19 y complicaciones en su salud derivadas de la nueva enfermedad.

La primera actriz de 74 años de edad fue ingresada al hospital luego de haber sido diagnosticada con Covid-19 y permaneció internada alrededor de 169 días; sin embargo, tras haber superado el coronavirus regresó de emergencia a terapia intensiva por un infarto, según señaló su hija Claudia Romo Endelman a través de su Instagram.

De acuerdo a la información de Romo Endelman, las complicaciones en la salud de Cecilia Romo surgieron tras contraer el virus del Covid-19; el 12 de julio la primera actriz tuvo una insuficiencia respiratoria que le provocó un infarto.

Por su parte, en entrevista con la revista Quién, Romo Endelman aseguró que volverían a poner la hemodiálisis debido a la debilidad de su corazón, esto según los reportes de los médicos.

La recaída que Cecilia Romo sufrió fue descrita por sus familiares como “increíble” pues parecía que la primera actriz había estado evolucionando bien, había retomado fuerza, retomado peso y disfrutar junto a su familia; sin embargo, al parecer el virus no había dado tregua.

View this post on Instagram

Quiero agradecer a todos los que han estado con nosotros en pensamientos y oraciones. Mi mamá, Ceci Rono, está hospitalizada de nuevo desde la tarde del domingo 12 de julio debido a insuficiencia respiratoria que conllevó a un infarto, seguramente causada por retención de líquidos. Ceci está intubada y sedada. Los médicos esperan comenzar a despertarla hoy o mañana. Esta es una recaída del increíble proceso de recuperación que llevaba Ceci Romo, esta guerrera que durante toda la semana pasada empezó a recobrar fuerza, retomar peso y disfrutar de bellos momentos con su familia cercana. Desde que llegó del hospital, Ceci cantó, se rió y platicó de lo lindo. Se dejó poner bonita- se pinto el pelo, le hicimos mascarillas, masajes, sesiones de maquillaje, se arregló los pies con el podólogo y estuvo muy feliz dejándose consentir Como la guerrera que es y con toda la actitud, Ceci empezó a recobrar movilidad en brazos y piernas rápidamente. De no poder mover los brazos propiamente cuando llegó a casa del hospital, a lograr limpiarse la boca sola. El ánimo y deseo de salir adelante de Ceci fueron evidentes en todo momento. Cuando la sentamos en un reposet, la primera vez que estuvo sentada después de tres meses, nos pidió que ya la paráramos para empezar a caminar. A este paso, es muy claro que Ceci estaría lista para estar bailando en la quinceañera de su nieta en diciembre. Siempre amable, cotorra y ganándose el cariño de todo el equipo médico, de enfermería y de apoyo que está junto a ella. Ceci con apetito, comió y disfrutó comida hecha en casa con amor. Se dió gusto con antojitos y regalos enviados por sus amigos y familiares como deliciosos aguacates que le envío su compañero de novela Rafael Paz. Mamá, quien cada vez tenía menos episodios de confusión, agradeció profundamente las oraciones diarias de la familia y amigos (a las cuales se unió), así como el seguimiento de los medios y el público en general. En una recaída sorprendente, Ceci empezó a sentirse mal después de una hemodiálisis que nos hace suponer retención de líquidos que conllevó al mal funcionamiento del triángulo de oro formado por corazón- pulmón -riñón. (Sigue en comentarios)

A post shared by Claudia Romo Edelman (@claudiaromoedelman) on

Con información de medios