El músico estadounidense Little Richard, uno de los pioneros del rock and roll, conocido por canciones universales como “Tutti Frutti” o “Long Tall Sally” y por su electrizante presencia en el escenario, murió el sábado a los 87 años, anunció su hijo a la revista Rolling Stone. La causa de la muerte de esta leyenda de la música fue cáncer, con el que luchaba desde hace tiempo, apuntó la revista.

Junto a artistas como Chuck Berry y Fats Domino, Little Richard impulsó la emergencia en la década de 1950 de un nuevo género, el rock and roll. Su distintiva voz y su ímpetu escénico inspiró a artistas de varias generaciones, desde los Beatles a David Bowie.

Richard nació el 5 de diciembre de 1932 en el seno de una familia pobre en Macon, Georgia, en el sur de Estados Unidos. Un cantante de gospel descubrió su talento para el canto en 1947, y poco después comenzó su carrera profesional.

Su éxito de 1955, “Tutti Frutti”, que se abría con un frase onomatopéyica sin sentido pero cautivante (“Awop bop a loo mop / Alop bam boom”) se convirtió en una especie de presentación en sociedad del rock and roll en la cultura popular estadounidense.