Ciudad de México.- Areline Martínez, se encontraba grabando un video para la aplicación de Tik Tok en el que fingía un supuesto secuestro.

Sin embargo, la noche del pasado viernes 2 de octubre, una mujer intentó grabar un video en la aplicación ya mencionado en compañía de sus amigos, pero lo que no contaba es que durante el proceso murió como resultado de un disparo, en el estado de Chihuahua.

Aunque inicialmente se reportó una ejecución, las primeras indagatorias apuntan a que se trató de un homicidio imprudencial presuntamente por parte de los dos amigos de la mujer, quienes grababan un video para la plataforma social.

De acuerdo con testigos, para la realización de este video, la mujer había sido atada de pies y manos. Tras esto, de manera accidental accionaron el arma.

Las autoridades de Chihuahua informaron que se pudo identificar que la mujer murió por un disparo en la cabeza proveniente de una pistola calibre .45.

Por último, policías municipales acordonaron la zona mientras que agentes de la Fiscalía iniciaron con las investigaciones y la Fiscalía General del Estado de Chihuahua (FGE) confirmó que será la Fiscalía Especializada en Atención a Mujeres quien lleve la investigación.