Dicen que, nos ocupamos más en buscar –la paja en el ojo ajeno, que la viga en el propio

A finales de agosto, algunos senadores del PAN, (organizados por su asesor Christian Camacho, desde el 5 de septiembre desempleado), se reunieron con Santiago Abascal, líder del partido VOX, hoy tercera fuerza política en España, que para algunos analistas representaría el regreso del franquismo a ese país.

Aunque esta columna no es para opinar acerca de las declaraciones de Santiago Abascal ni del partido VOX, difiero mucho de sus tendencias racistas, clasistas y repruebo su intención de poner un muro en España para detener la inmigración de musulmanes, … ni que fuera Trump.

Volviendo a nuestro México mágico, tan grande fue la “paja en el ojo” panista, que el presidente Andrés Manuel, en la mañanera siguiente, con su habitual estilo, se desboco, calificándolos de extremistas, fascistas, racistas, autoritarios, clasistas y hasta corruptos, y no fue el único, ya que connotados priistas, panistas y hasta el expresidente Calderón, reprobaron la reunión en el Senado y la firma de la “Carta de Madrid”.

Sin embargo, poco duró el tema en el ambiente, porque la soberbia política hizo de las suyas y la semana pasada amanecimos con que tendríamos de invitado especial al presidente cubano, Miguel Diaz-Canel, que hace menos de 2 meses pidió en televisión nacional, que los “revolucionarios salieran a la calle” y eso provoco una de las más grandes crisis humanitarias en la isla, en los tiempos recientes.

Por si fuera poco, circulan videos de contingentes militares venezolanos, ensayando, en las puertas del campo Marte, gritando “Chavez Vive, la patria sigue”, en pleno paseo de la reforma y rematando con el discurso del 16 de septiembre del presidente López Obrador, pidiendo al presidente Biden, dignificar su mandato y levantar el embargo a la isla, pedir que se considere patrimonio de la humanidad al régimen cubano por no doblegarse en 62 años, y ensuciar nuestra conmemoración de la independencia, sumando una frase hueca de “viva la independencia de Cuba”.

Desde 2018, he dicho que a nuestro país le falta un opositor, nos falta un “López Obrador”, que no deje de señalar estos errores descomunales que nos insultan, desacreditan y humillan, nos falta un líder opositor, que no calle como momia.

Al menos, en la Cumbre de la CELAC, los mexicanos, contamos con el presidente Luis Lacalle de Uruguay, Mario Abdo de Paraguay y la cancillería colombiana, que nos regresaron un poco de dignidad, denunciando las violaciones de derechos humanos que hay en Venezuela y Cuba, así como desconociendo a Maduro y Diaz-Canel, amigos uruguayos, paraguayos y colombianos, un motivo para sentirse orgullosos de sus presidentes.

Finalmente, hablando de pedir un reconocimiento de “patrimonio de la humanidad”, debería ser, para los ciudadanos cubanos que desde hace 62 años han sufrido y sobrevivido con dignidad a la maldición de vivir el régimen socialista de la familia Chavez, que, dicho sea de paso, No Funciona.

Es tiempo de los ciudadanos ……. ¡¡¡Libres!!!

Abelardo Pérez Estrada

Empresario, analista político, Expresidente CANACINTRA