A muchas de nosotras las mujeres nos encanta arreglar nuestras uñas y traerlas coloridas, con figuras de nuestro agrado, piedras swarovski y mil y una cosas más.

Sin embargo, no todo es ir al manicurista y dejar que haga todo, sino que también nosotras tenemos que hacer parte importante para que nuestras uñas luzcan lo más bellas posible y sanas sobre todo.

Y es que como manicurista es desagradable tener que hacerle un trabajo a alguien con hongos en las uñas, uñas muy pequeñas (debido a que muchas personas se las muerden), pero también es molesto como cliente saber que el mismo material que se usó para colocar acrílico o gelish en una uña con hongo sea el mismo que nos tocará a las demás.

Así es que para evitar este tipo de situaciones nada agradables hoy les tengo información muy padre para el cuidado de sus uñas.

NUNCA OLVIDES ALIMENTAR TUS UÑAS

Lo primero que hay que tener en cuenta es que la alimentación que nosotros tengamos influye demasiado en el aspecto de nuestras uñas, por lo que una carencia de vitaminas puede reflejarse directamente en nuestras uñas de forma evidente, como cuando comienzan a trozarce con cualquier movimiento.

Por lo anterior, se recomienda el consumo de vitaminas A y B. Si tienes uñas frágiles deberías de comenzar por incrementar la presencia en tu dieta de cereales, levadura de cerveza, tomates, pimientos rojos, zanahorias y nueces.

HIDRATA TUS UÑITAS

Los baños de aceite de oliva son muy eficientes para la hidratación de las uñas, además de ser muy fácil ya que únicamente las dejas remojar 5 minutos en el aceite para posteriormente masajéarlas y finalizar con agregarles unas gotas de aceite de ricino para endurecerlas.

PROTÉGELAS DE LA HUMEDAD Y AGRESIONES

Este punto es muy importante ya que pocas son las mujeres que lo toman en cuenta. Nuestras uñas deben de estar cubiertas en las tareas que realizamos en el hogar, por lo que se recomienda usar guantes al tener contacto con el agua, no solo porque estropea el manicure, sino porque la humedad puede provocar que salgan hongos.

CORTA TUS UÑAS

Cortar las uñas también es pieza fundamental para que estén sanas, y no con esto quiero decir que las uñas largas no lo son, simplemente que debe de haber un corte que siga la forma de la cutícula para que continuemos con la forma natural.

Cabe mencionar que el mejor momento para cortar tus uñas o moldearlas es después de salir de bañar, ya que permanecen húmedas por unos minutos y esto ayuda a que estén más reblandecidas.

CUIDA TU CUTÍCULA

Casi siempre las cutículas son las primeras en ser olvidadas, sin embargo, son pieza fundamental para un buen cuidado de uñas.

Por lo que se recomienda que usemos una crema hidratante en las manos y que en ese momento también se extienda por las cutículas dándoles un pequeño masaje.

También los aceites comerciales son muy buenos a la hora de terminar con el manicure.

No es recomendable quitar las cutículas a menos que se detecte alguna piel o padrastro, lo único que debe hacerse es empujarlas una vez hidratadas con ayuda de un palito naranjo o un hisopo.