La parte más importante y clave para que un rostro se vea de lo mejor son las cejas, ya que además de enmarcar tu mirada, un ligero cambio puede transformar por completo tu expresión facial.

Así es que si no estás conforme con la cantidad, tamaño o forma de tus cejas, no te preocupes, aquí te enseñaré unos consejos y trucos que en lo personal me han funcionado bastante bien.

Ubica el arco de tus cejas

Como primer paso debemos ubicar el punto más alto de nuestras cejas con un lápiz, ya que el diseño de estas determinan nuestra mirada y es muy importante que los cambios nos favorezcan.

Elige el diseño de acuerdo a tu rostro

Debes identificar la firma y tamaño de tus cejas para saber cuál diseño es el adecuado para tí, así como también influye si tú cara es redonda, cuadrada, etc.

El cepillo, nuestro mejor amigo

En nuestro bolso nunca debe faltar un cepillo de cejas, ya que este truco es de suma importancia porque el peinar hacia arriba las cejas para después acompañar el cepillado con un poco de sombra.

En este tip también es importante el hecho de llevar unas tijeras para ceja (de las pequeñas) para poder despuntarlas en el momento que lo necesiten y créeme que así crecerán más rápido.

No siempre deben ser gruesas

Últimamente se ha puesto de moda la tendencia de las cejas gruesas, sin embargo, la triste realidad es que no a todas las personas les vienen bien.

Por otro lado, la ceja delgada y elegante también enmarca hermoso la mirada, y tal vez este consejo le salve la vida a tus cejas antes de que decidas pintarlas en exceso.

No pintes la ceja de principio a fin

Lo más recomendable es pintar solo el arco de la ceja y por debajo de la raíz ya que esto le dará un efecto natural, mientras que marcar el inicio solo hará que desde lejos vean que tus cejas son pintadas.

No son gemelas, sino hermanas

No debemos caer en el terrible error de diseñar las cejas de manera que queden exactamente iguales, ya que ni por naturaleza son así.

Elige el color de sombra o gel más natural

Elegir el color más parecido al de tu cabello es lo más recomendable en este tip, ya que eso te ayudará a la naturalidad de tus cejas.

Separación con base en tu nariz

Debes considerar que la separación de las cejas debe de ir en relación con la de la nariz, ya que entre más juntas las cejas la nariz tiene un efecto más delgado, sin embargo, si tu nariz es “chata”, evita tenerlas juntas y dales una buena separación para un mejor balance y equilibrio en tu mirada.

*Usa corrector para darles luz”

Después de haberte hecho las cejas se recomienda que con un corrector claro o un lápiz color hueso debes dibujar por debajo del arco la separación entre tus cejas para dar un acabado más limpio y natural a tu maquillaje.

Micropigmentación

Hoy en día existen miles de técnicas para los temas de la belleza y en las cejas no es la excepción, por lo que si no estás conforme con la cantidad de vello en tus cejas puedes acudir al famoso “microblading” o micropigmentación para rellenarlas vello por vello, diseñarlas y darles forma semi permanente.

Así es que ahora que haz llegado al final de esta columna espero te hayan gustado estos consejos y mejor aún, que te sirvan en cualquier momento.

Recuerda que la parte más importante de tu rostro siempre fueron, han sido y serán tus cejas, ellas son la clave para sacar tu mejor mirada, por lo que al igual que las llaves de tu casa, no debes dejarlas en manos de cualquiera.