“Cada vez que cobras menos por tu trabajo le restas valor a tu tiempo, conocimiento y talento y a la vez le restas valor a todos tus colegas”…

Con esta frase que compartió hace unos días el creador y diseñador de la marca michoacana Powo Kani, Felipe Sánchez, quiero comenzar mi columna.

Es cierto que como modelos, diseñadores, fotógrafos, maquillistas y personas relacionadas con el mundo de la moda en ciertos momentos nos hemos sentido frustrados, ya que por el hecho de que algunos colegas cobren menos que nosotros hace que el valor del trabajo de los demás decaiga.

Así que en esta ocasión usaré estas líneas para hacer un llamado a todos en general en decirle no al regateo, a dejar de usar la frase “¿Cuánto es lo menos?” Y también a todos aquellos que se esfuerzan día a día por trabajar, que no le den menor valor a su esfuerzo y dedicación laboral.

He sido testigo de cómo muchos diseñadores, maquillistas, modelos y fotógrafos le ponen empeño a su trabajo y dan lo mejor de sí, sin embargo, también he visto cómo muchos otros que apenas incursionan en este mundo quieren cobrar muy barato para “darse a conocer” o hacen convenios de colaboración a cambio de “fama”.

Lo anterior es bastante lamentable ya que poco a poco se devalúa el esfuerzo de los buenos, por el simple hecho de que el cliente busca “ahorrar” dinero, aunque a la larga esto sea peor, ya que la calidad jamás será la misma.

Por eso hoy más que nunca debemos de decir “No se vale Devaluarse” porque ante esta pandemia del COVID-19 que aún atravesamos, nos ha quedado claro que todos necesitamos de todos y que ninguna actividad es innecesaria, ya que es como una cadena.

En esta cuarentena nos hemos dado cuenta de qué estamos hechos y de que no debemos devaluarnos nosotros mismos ni devaluar a nuestros colegas, ya que en momentos difíciles, como los que vivimos ahora, queda al descubierto que necesitamos valorarnos unos a otros.