Milena Suástegui-@milenasuastegui

“La belleza física tarde o temprano se acaba, pero las buenas acciones permanecerán siempre”

Siempre he sido de la idea de que la belleza debe ser utilizada para tratar de cambiar el mundo, ayudar a los demás y realizar buenas acciones, en lugar de que sea sinónimo de ser inalcanzable, egoísta o solo presumir.

Por esta ocasión voy a tratar el tema de como la belleza puede utilizarse para ayudar, a pesar de que te hayas encontrado con miles de personas a las que no les parece lo que realizas o se la viven criticando tus acciones, físico y demás.

Todos en algún momento de nuestras vidas nos hemos enfrentado a críticas y malos comentarios que se hacen sobre nosotros, sin embargo, hacerles caso o darles importancia es engrandecer a esas personas que dejan en claro que no son felices y lo único que les importa es que nadie lo sea.

“No importa lo que piensen los demás de ti, no importa lo que hablen, ponle valor a lo que eres, a lo que haces y sientes” -Leo Pavoni.

Este es el caso de la modelo internacional michoacana, Zaira Mayari González, quien ha trabajado para muchas marcas importantes en el mundo y que ahora, ante el COVID-19, se ha dedicado, junto a su familia y conocidos, a donar comida una vez por semana en diferentes hospitales de la ciudad de Morelia ante la contingencia del COVID-19.

Con las medidas de protección necesarias para evitar el contagio del virus, fue como captaron a la modelo afuera de distintos nosocomios como el Hospital Psiquiátrico, el Infantil, el Civil, el de la Mujer, entre otros.

Ella dejó en claro que no ha publicado nada sobre la donación en sus redes sociales debido a que piensa firmemente en que la ayuda debe ser anónima ya que de lo contrario es vanidad y no le gustaría que pensaran que esta actividad la realiza con el fin de lucrar.

Sin embargo, a mí algo que me llama bastante la atención es como hace unos meses, la moreliana fue víctima de un robo en su tarjeta de crédito y recibió cientos de comentarios en su contra porque fue captada por fotógrafos de los medios de comunicación locales en la Avenida Madero pese a que ya se había exhortado a la población a permanecer en casa, sin embargo, ella únicamente se dirigía al banco a reclamar el robo.

Y es que, a pesar de lo anterior, a Zaira no le importó que mismos morelianos la atacaran para tratar de bajarle el ánimo, pues a ella lo único que le importa es poder apoyar a la población vulnerable y a quienes más lo necesitan en este momento.

Este es un claro ejemplo de como la belleza puede utilizarse para ayudar; ella trabaja muchísimo en Europa, Nueva York y México en su carrera de modelaje, y no le afecta compartir su ingreso con personas que más lo necesitan en su natal Michoacán.

“La belleza de una persona no se mide por la forma en la que viste, habla o camina, sino por la forma en que ama, ayuda y comparte”.