La esposa de John Travolta, la también actriz Kelly Preston, ha muerto a los 57 años víctima de un cáncer de mama que le fue diagnosticado hace dos años.

Así lo ha anunciado el actor de “Grease” en su cuenta de Instagram: “Con el corazón roto, les informo que mi bella esposa Kelly ha perdido su batalla de dos años contra el cáncer de mama. Ella luchó de forma valiente y con el amor y apoyo de mucha gente”. Travolta agradeció el trabajo a los “médicos y enfermeras del MD Anderson Cancer Center y de todos los centros médicos que la ayudaron, así como a los muchos amigos y seres queridos que han estado a su lado”.

El actor concluyó su mensaje anunciando que se retiraría de la vida pública durante un tiempo y pidió respeto para él y para su familia: “El amor y la vida de Kelly siempre serán recordados. Me tomaré un tiempo para estar con mis hijos, que han perdido a su madre. Así que perdonadme de antemano si no teneis noticias nuestras durante un tiempo. Pero tened en cuenta que en las próximas semanas veré vuestras muestras de amor y apoyo, a medida que nos curamos”.

Preston ha participado en unas 60 películas. Comenzó su carrera en 1983, año en el que rodó tres películas: “Metalstorm”, “Christine” y “Al filo de la medianoche”. Pero sus títulos más reconocidos fueron “Los gemelos golpean dos veces”, “Jerry Maguire”, “Abierto hasta el amanecer” o “Jack Frost”. Su último trabajo fue “Gotti”, en 2018, en la que compartía cartel con su marido.

Este es el segundo devastador golpe que sufre travolta en los últimos años. En 2009 ya sufrió la pérdida de su hijo Jett, de 16 años. Fruto de la relación del matrimonio nacieron Ella, de 20 años y Benjamin, de 9.