Ciudad de México.- El Presidente Nacional del PAN, Marko Cortés Mendoza, insistió en que Marcelo Ebrard y Claudia Sheinbaum se separen de sus cargos, porque de no hacerlo se verá una clara protección de Presidente de la República; y Acción Nacional solicitará el desafuero de Sheinbaum para que rinda cuentas ante la justicia.

“Si no renuncian, a fin de contribuir a una investigación objetiva e imparcial, donde no actúen como juez y parte y puedan ser investigados ante las irregularidades que se han señalado por la mala planeación, construcción y mantenimiento de la Línea 12 del metro de la Ciudad de México, Acción Nacional demandará justicia por todas las vías legales”, puntualizó.

El Jefe Nacional del PAN expuso que los morenistas destructores quieren que nos quedemos callados y no denunciemos su incapacidad y negligencia, y no nos vamos a quedar con los brazos cruzados, porque el pueblo reclama justicia, una investigación imparcial y castigo a los responsables.

“Para que haya una investigación justa e imparcial, así como plena independencia, es necesario que se separen del cargo Marcelo Ebrard y Claudia Sheinbaum, y de igual modo se debe investigar a Mario Delgado, quien era secretario de Finanzas durante el gobierno de Ebrard”, dijo.

En este gobierno morenista, recordó, el Metro ha chocado, se ha quemado el centro de control y se ha desplomado la línea 12, sin que se haya tocado a la directora del Metro, que también debe renunciar.

“En esta tragedia no tienen que investigar mucho: Marcelo Ebrard y Mario Delgado pagaron un sobrecosto multimillonario y recibieron una mala obra. Claudia Sheinbaum no le dio mantenimiento. La negligencia criminal del gobierno, su austeridad y la corrupción están costando vidas”.

Marko Cortés aseguró que no van a callar a Acción Nacional y seguiremos denunciando la corrupción que ha provocado tragedias como la de la Línea 12 del Metro. “Los responsables de la muerte de 25 personas deben pagar ante la justicia y se debe indemnizar a las víctimas”.

Finalmente, conminó a las autoridades capitalinas a que envíen a los mejores hospitales a los lesionados que no han podido ser atendido como se debe ante la falta de equipo médico, que acompañen a los familiares de los fallecidos y paguen los gastos funerarios, así como una indemnización por negligencia criminal.