RED 113 MICHOACÁN/Redacción

Morelia, Mich.- 3 de noviembre de 2020.- En medio de la epidemia por COVID-19, los festejos masivos y los altares a los médicos que han muerto por esta enfermedad durante la reciente celebración de Día de Muertos, saca a la luz la impotencia de los médicos que a diario ven morir a sus pacientes, solos en una cama de hospital.

“No queremos altares, queremos que se cuiden, es muy triste ver como celebran a sus muertos al mismo tiempo que están generando los muertos que siguen, ver tanta gente aglomerada, sin protección y festejando de manera irresponsable nos asusta porque sabemos lo que viene”, afirmó Conne Lizbeth González García, médico de primer contacto del Hospital General “Dr. Miguel Silva”.

Para la maestra en Salud Pública, las personas que se vieron durante este fin de semana en redes sociales conviviendo sin la menor medida sanitaria no solo ponen en riesgo su vida, sino la de su familia.

“Claro que honramos en nuestras vivencias y memorias a los compañeros caídos en esta lucha contra el COVID-19, pero los que estamos vivos no queremos morir, no queremos altares, queremos que la gente sea responsable, y que sepan, que si en 15 días no hay camas para atenderlos no es culpa de los médicos, ni del Gobierno, será consecuencia de su propia irresponsabilidad”, concluyó la entrevistada.