¡Comparte!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

• Durante la fase de notificación, alerte acerca del evento que está por acontecer y de ser posible evacue la mayor cantidad de personas que
sea posible.

• Prepare un plan de evacuación de emergencia contemplando las rutas seguras para llegar a los refugios, vehículos de traslado para huéspedes
y personal que labora en el hotel cuando sea necesario.

• Prepare un plan para mantenerse comunicado incluyendo procedimientos para brindar información a los empleados, comunicación con
servicios de emergencia, comunicación corporativa, seguimiento de situación de personas lesionadas, etc.

• El plan de emergencias debe contemplar la falta de servicios públicos como suministro de agua y electricidad.

• Es necesario hacer caso de las indicaciones emitidas por las autoridades.

• Se debe resguardar todo mobiliario y objetos que puedan ser proyectados por los vientos tempestuosos y causar daños a edificio, personas o
instalaciones.

• Se debe hacer una limpieza adecuada de las bajadas pluviales y drenaje para evitar inundaciones y humedad en el edificio.

• Se deben proteger los cristales del edificio para evitar que puedan romperse. Es necesario cortar las ramas débiles de los árboles que puedan
ser arrancadas por el viento.

• Asegure todo objeto que pueda ser proyectado por el viento pero que no pueda ser resguardado en el interior del edificio.

• Selle sótanos para evitar inundaciones. Asegure techos livianos que puedan ser levantados por el viento.

• Proteja los equipos electrónicos e información importante de negocio. Haga respaldos de información vital y llévelos a un sitio seguro. Los equipos que no sean indispensables deberán ser puestos fuera de servicio.

• Prepare documentación importante que será requerida después del evento como puede ser la póliza de seguros, escrituras, registros de propiedad, inventario de bienes, etc.

• Una vez que el evento haya pasado, se debe hacer una revisión minuciosa de las instalaciones para detectar fugas de gas o agua y de existir deberán ser reportadas de inmediato a las autoridades.

• Antes de poner en servicio el sistema eléctrico de nuevo, se debe revisar que no existan daños que representen algún riesgo.