Se reforzará con sanciones, la obligatoriedad del cubrebocas (Foto: cortesía)

 LOS REYES, MICH.- Con medidas puntuales como reforzar la obligatoriedad del uso del cubrebocas, incluso con sanciones, sana distancia y sanitizaciones periódicas, inició la reapertura de espacios públicos que aún se encontraban cerrados a causa de la contingencia por el COVID-19, tales como la plaza principal, el auditorio municipal, la Casa de la Cultura de Los Reyes y el complejo deportivo “Antonio Ayala”, mejor conocida como “Huerta de Mangos”.

    En sesión efectuada ayer por la mañana en las instalaciones de la Casa de la Cultura, el alcalde Cesar Enrique Palafox Quintero contextualizó su propuesta resaltando, por un lado, la importancia del uso de cubrebocas para mantener una incidencia baja en el número de casos y, por otro, la necesidad de aprender a vivir con un virus que llegó para quedarse, tomando todos los cuidados pertinentes y así para poder reabrir espacios como los antes mencionados.

   Directivos de los hospitales tanto de la Secretaría de Salud de Michoacán (SSM) y del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en esta ciudad, comentaron que la toma de muestras se mantiene baja e incluso la mayoría de los casos que se han confirmado han sido ambulatorios, por lo que estuvieron de acuerdo en la propuesta haciendo hincapié en que se mantenga una estrecha vigilancia y sobre todo invitando a la gente a no bajar la guardia sobre todo en el uso correcto del cubrebocas.

  El alcalde recordó que a principios de agosto, a raíz de un incremento en los casos, se determinó generalizar el uso de cubrebocas, teniendo una contundente y positiva respuesta por parte de la ciudadanía durante varias semanas, sin embargo, en los últimos días se ha percibido un relajamiento y es posible ya observar a muchas personas sin la indispensable barrera o utilizándola de manera incorrecta.

  Por ello, indicó que a partir de ya, se reforzará la obligatoriedad del uso del cubrebocas en la vía pública, establecimientos comerciales y oficinas, mediante una supervisión constante, llamadas de atención e incluso sanciones, que hasta el momento no se han aplicado por este motivo, de tal forma invitó a la ciudadanía a retomar la utilización cotidiana del cubrebocas y a los negocios, a que su personal lo use de forma permanente y haga lo mismo con la clientela.

   Consideró que no tiene caso mantener cerrados esos lugares cuando ya se han reanudado otras actividades, por lo que desde ayer, personal de las direcciones de Servicios Públicos y Parques y Jardines, llevaron a cabo una intensa jornada de limpieza en la plaza principal, la cual incluyó barrido, lavado y sanitización de bancas, las cuales, para garantizar la sana distancia, contarán con indicadores de donde está permitido sentarse y donde no (máximo 3 personas por banca), además de que en las jardineras no se permitirá sentarse.

  Con una estrecha vigilancia de elementos de la Dirección Seguridad Pública Municipal, toda persona que se encuentre en el jardín principal deberá portar cubrebocas, además de cuidar que no se formen aglomeraciones.   Una vez que se colocaron los indicadores, en el transcurso de la tarde finalmente se retiraron las vallas luego de más de 6 meses de cierre.

  Indicó que de la colaboración y el comportamiento de la ciudadanía en su propio cuidado dependerá que este y otros espacios se mantengan abiertos, lo que aplica para el panteón municipal por el Día de Muertos y e incluso la posibilidad de realizar la feria anual en diciembre próximo: “valoraremos todas las situaciones, si tenemos algún brote fuerte volveremos a cerrar lo que estamos reabriendo, por ello es fundamental el uso del cubrebocas”, finalizó.