Morelia, Michoacán, a 15 de octubre de 2020.- En el marco de la décimo octava edición del Festival Internacional de Cine de Morelia, este jueves los realizadores Andrés Alonso Ayala, Yenifer Aguilar y Adan Ruiz de la sección michoacana, dieron a conocer un poco de lo que tratan los cortometrajes que han realizado.
 
Andrés Alonso, con su cortometraje “TODA LA FE EN MÍ”, el cual narra como un seminarista lucha consigo mismo, siendo su fe el campo de batalla, nos quiere presentar que en la vida el ser humano está rodeado de decisiones importantes que pueden marcar el destino de cada uno, como por ejemplo la elección de una carrera, el tener hijos o en este caso el tomar el camino del sacerdocio.
Yenifer Aguilar, con la historia de “RAMON Y LAS ESTRELLAS”, nos narra la vivencia de una molécula espacial llamada Ramón, quién un día, jugando con su mascota, es absorbido por un agujero negro que lo transporta a una galaxia diferente. Con la aparición de una voz misteriosa las cosas se complican para Ramón, por lo cual deberá enfrentar sus más profundos miedos para lograr volver a lado de su amorosa mascota.
Con esta historia Yenifer nos quiere dar entender, que en la vida muchas veces tenemos que tener confianza con nosotros mismos para poder luchar contra nuestros propios miedos, los cuales en ocasiones no son tan grandes como nosotros pensamos, también nos enseña que en ocasiones hay momentos en los que crees tocar fondo pero que siempre hay una chispa de esperanza para salir adelante.
 
El cortometraje “Las Nubes bajo el Volcán” dirigido por Adán Ruiz, con cinefotografía de Jim Garrido, narra la historia de dos montañistas los cuales emprenden una expedición clandestina al Popocatépetl, uno de los volcanes más activos y peligrosos del planeta. Ante la incapacidad de pronosticar explosiones, que ocurren con mucha frecuencia, sobrevivir o no es una cuestión de azar. Durante el camino, la mística del paisaje se mani¬fiesta con fuerza en estos páramos prohibidos, donde la montaña, el punto más cercano al cielo y la divinidad, es a la vez, la única ventana hacia el núcleo de la tierra.