• La Casa de Hidalgo tiene el deber con sus estudiantes y con la sociedad de ser un organismo garante de los derechos humanos, Héctor Pérez Pintor.

La Presea Michoacán al Mérito de los Derechos Humanos, otorgada a la Universidad Michoacana a principios del mes de diciembre del año pasado, es un reconocimiento a su contribución a través de los miles de egresados nicolaitas que desde sus trincheras han contribuido en la defensa, garantía y promoción de los Derechos Humanos, aseguró Salvador García Espinosa durante el acto de Resguardo de la Presea en la Sala Melchor Ocampo del Colegio Primitivo y Nacional de San Nicolás de Hidalgo.

Con la representación del rector Medardo Serna González, el secretario General de la Casa de Hidalgo señaló que este reconocimiento no es solo por lo que se realiza al interior de la institución, sino que también por el quehacer de sus egresados en el campo laboral, “en el marco de su Centenario, éste es uno de los primeros reconocimientos que recibe nuestra Máxima Casa de Estudios basado en el ejercicio profesional de sus miles de egresados”, añadió.

La importancia de esta presea, dijo, radica en que se otorga porque la Institución está cumpliendo con la sociedad en su principal encomienda, que es formar especialistas, pero también porque a la vez forja a mejores seres humanos en las disciplinas más amplias, para mejorar las condiciones de vida y contribuir a que prevalezca el respeto y garantía de los Derechos Humanos.

Por su parte, el titular de la Secretaría Auxiliar, Héctor Pérez Pintor, destacó la importancia de la entrega de la presea a la Casa de Hidalgo debido a que es un reconocimiento a su trayectoria humanista y social, promotora de los derechos humanos a través de su incansable quehacer en la formación de personas capaces de enfrentar las necesidades y retos de nuestra sociedad a través del respeto a la dignidad humana.

Hoy más que nunca, añadió, a cien años de su fundación, nuestra Casa de Estudios tiene el deber con sus estudiantes y con la sociedad en general de ser un organismo promotor que garantice los derechos humanos de su alumnado, personal académico, administrativo, jubilado y de la sociedad en general, con un amplio sentido de responsabilidad y compromiso con Michoacán y con México.

Al recibir la presea, el regente del Colegio Primitivo y Nacional de San Nicolás de Hidalgo, Aldo Ulises Olmedo Castillo señaló que es motivo de alegría para el Colegio de San Nicolás, albergar otro logro más de la Casa de Hidalgo, “hace dos años recibimos la medalla y pergamino que nos otorgó la Universidad Nacional Autónoma de México por ser la primera Universidad Autónoma de las Américas y en esta ocasión la sala Melchor Ocampo albergará la Presea al Mérito de los Derechos Humanos otorgada a nuestra Institución el 8 de diciembre del 2016”.

Melchor Ocampo fue un personaje que siempre luchó por defender los derechos de nuestros indígenas y del pueblo michoacano por lo que -dijo- es importante que la sala que lleva su nombre sea el sitio donde se resguarde este reconocimiento.

El resguardo fue atestiguado también por el director de Patrimonio Universitario, Igor Cerda Farías, el secretario de Difusión Cultural y Extensión Universitaria, Orlando Vallejo Figueroa, el coordinador de Bachillerato Nicolaita, Martín paz Hurtado y la directora general de Bibliotecas de la Universidad Michoacana, Abigail González Ojeda.