• Estuvieron presentes miembros de varios grupos delincuenciales procedentes de por lo menos tres estados.

El fiscal General del Estado, Javier Olea Peláez, informó que como resultado de las investigaciones de inteligencia, el asesinato de los sacerdotes Germain Muñoz García y Iván Añorve Jaimes fue provocado por una imprudencia por viajar de noche y haber acudido a un baile público dónde no había medidas de seguridad.

Pero además, uno de ellos, el sacerdote, Germaín Muñiz García, fue fotografiado con anterioridad portando un arma de fuego de grueso calibre, y en otra fotografía en compañía de hombres armados, pertenecientes a un grupo delictivo que opera en Mezcala.

Ambos sacerdotes acudieron durante la noche del pasado domingo a la localidad de Juliantla, municipio de Taxco, acompañados de otras cuatro personas, a un baile amenizado por el grupo musical “Bronco”.

Al encuentro social también estuvieron presentes miembros de varios grupos delincuenciales procedentes de por lo menos tres estados, y se tiene conocimiento que en el lugar se registró un altercado entre el grupo integrado por los sacerdotes y asistentes.