Por Christián Gutiérrez.

¿Cómo disminuir a su mínima expresión la corrupción en Michoacán y en todo el país? Sin duda, no es sencillo, máxime que México es un país en donde antes de la corrupción, se presentan elevados índices de impunidad. Para mí, es la “ausencia de castigo”, el problema de todo. La impunidad, es en sí, lo que provoca la corrupción y no al revés.

Entonces, lo que hay que abordar también con mucha fuerza, es la impunidad. Es decir, las autoridades de Michoacán y del país, deben trabajar en hacer cumplir las leyes y las normas, para que se vea una disminución en la corrupción.

¿Cómo hacerlo? Planteo aquí una medida práctica, sencilla y que sí está al alcance de las autoridades michoacanas.

Lo primero, es tener demasiada luz en el ejercicio de la función pública. Pongo como botón de muestra, el trabajo de los síndicos y de los regidores (mujeres y hombres) de los diversos ayuntamientos de Michoacán. Lo que se debe evitar, es que la opacidad (lo borroso) sea la característica del servicio público.

Los ciudadanos deben saber lo que hacen sus gobernantes, pero sobre todo, conocer los marcos normativos que se tienen, las leyes que dan facultades, atribuciones, responsabilidades y obligaciones a las autoridades.

Veamos un caso práctico: El pasado 27 de mayo, una nota publicada en un portal local de noticias (http://www.respuesta.com.mx/index.php/home/estado/83734-municipios-michoacanos-reprobados-en-transparencia-a-nivel-nacional.html), evidenció que los ayuntamientos michoacanos de Morelia, Zamora, Jacona y Tangancícuaro, están reprobados en transparencia; esto fue el resultado de la medición realizada por el Colectivo Ciudadanos por Municipios Transparentes (CIMTRA), por el Observatorio Regional de Zamora A.C., por la Universidad Univa, por la Universidad de Zamora y por la maestra, Eréndira Saraí Pérez Ponce, de la Universidad de Granada, España. En suma, por integrantes de la sociedad civil.

¿Qué quiere decir lo anterior? Evidentemente, que los ayuntamientos señalados son opacos, esconden lo que hacen y no dan a conocer sus resultados. Sin embargo, vale la pena que ya no solo se piense en la figura del Alcalde o de la Alcaldesa, cuando se habla de un Ayuntamiento.

Es momento de pensar en el Cabildo completo, es decir, también en las figuras del síndico y de los regidores.

A estas figuras, en realidad nunca se les menciona y eso les permite “eludir” su responsabilidad legal, social y política. Desde luego, al mantenerse escondidos, se escapan del radar de los medios de comunicación.

¿Qué obligaciones tienen los síndicos y los regidores de un Ayuntamiento en Michoacán?

Si se lee lo que establece la Ley de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales del Estado de Michoacán de Ocampo, se darán cuenta de que en su Artículo 35 se señala que, “los sujetos obligados (que en este caso también lo son la figura del Síndico y de los Regidores), pondrán a disposición del público […] la información de los temas, documentos y políticas como:

  1. I Las metas y objetivos de las Áreas de conformidad con sus programas operativos;
  2. Los indicadores relacionados con temas de interés público o trascendencia social que conforme a sus funciones, deban establecer;
  3. Los indicadores que permitan rendir cuenta de sus objetivos y resultados.

Preguntas simples para todos: ¿Conoce usted metas y objetivos establecidos por cada uno de los síndicos y de los regidores michoacanos?. ¿Mujeres y hombres que representan estas figuras, le han comunicado qué lograrán, en qué tiempo y cómo se habrá de medir su rendimiento? Desde luego que todas ellas y ellos, no lo han hecho.

Y no lo hacen, porque no se leen las leyes y no se exige que cumplan con la obligación legal que tienen.

Combatir la corrupción pasa por el hecho de que los ciudadanos conozcan las leyes que existen en materia de transparencia y por el hecho de que los gobernantes transparenten sus actividades y comuniquen con proactividad, claridad y precisión, su trabajo.

Aquí hay una forma simple de combatir la corrupción: conocer y exigir a síndicos y regidores de Michoacán, que cumplan con la ley.

* El autor, tiene estudios de doctorado en Política, de maestría en Ciencia Política, de maestría en Neuromarketing, así como de licenciatura en Derecho.
www.esferacomunicacionestrategica.com.mx