Redacción. Morelia, Mich. 15 de Septiembre del 2017.- Luego de que Max tocara tierra la tarde de ayer en Guerrero como huracán categoría uno, el fenómeno se degradó a tormenta tropical.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) informó que Max se degradó en las cercanías del poblado San Luis Acatlán, Guerrero.

Max llegó a la costa mexicana con vientos máximos de 130 kilómetros por hora y provocó fuertes lluvias en Colima, Michoacán, Guerrero y Oaxaca.

Protección Civil de Guerrero emitió la Alerta Roja para las costas del estado y pidió a la población extremar precauciones; asimismo, se suspendieron las clases.

Sin embargo, en su cercanía  con la Costa de Guerrero provocó  caída de árboles, de postes de luz y de anuncios espectaculares; así como encharcamientos, suspensión de energía eléctrica y derrumbes en varios municipios, informaron autoridades del estado vecino..

El gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, hizo un llamado a la población, a tomar precauciones y estar alertas debido a que este fenómeno que seguirá ocasionando lluvias intensas.

 El mandatario estatal pidió a la población que habita en laderas, cauces de ríos o zonas de alto riesgo, tomar sus precauciones y ubicar su refugio temporal para evitar poner en riesgo su integridad física y la de su familia; de igual forma, quedaron suspendidas las actividades escolares y laborales en el estado.