Vacunar al 20 por ciento de la población de América Latina y el Caribe costará más de 2 mil millones de dólares, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que instó a considerar las vacunas como una inversión “inteligente y necesaria”.

“Sabemos que la entrega de una vacuna será desafiante y costosa”, declaró el subdirector de la OPS, Jarbas Barbosa, en una rueda de prensa.

“De hecho -añadió-, las últimas proyecciones de COVAX Facility para América Latina y el Caribe estiman que vacunar al 20 por ciento de la población costará más de 2 mil millones de dólares”.

El funcionario se refería así a las estimaciones hechas por el mecanismo global de adquisiciones de COVAX Facility, una alianza global de la Organización Mundial de la Salud (OMS) a la que se han unido varios países para facilitar la distribución equitativa de las futuras vacunas contra el virus.

Pese a las “buenas noticias” recientes sobre el desarrollo de posibles vacunas contra COVID-19, Barbosa advirtió que solo una “que haya demostrado ser segura y eficaz será aprobada por los organismos reguladores, respaldada por la OMS y, en última instancia, puesta a disposición a través de COVAX”.

“Así que todavía queda mucho por hacer”, aclaró.