El domingo falleció una de las víctimas de la erupción del volcán de Isla Blanca en Nueva Zelanda, aumentando a 18 la cifra de personas muertas tras el incidente.

El comisionado adjunto de la Policía de Nueva Zelanda, John Tims, informó que la muerte de esta persona elevó la cifra oficial de muertos a 18, siendo esta última la segunda que fallece en Australia.

Hasta la fecha, 13 personas permanecen internadas en distintos hospitales de Nueva Zelanda. El Ministerio de Salud de Nueva Zelanda explicó que otras trece personas fueron trasladadas a Australia durante las semanas posteriores al desastre, que tuvo lugar el 9 de diciembre cuando 47 turistas se encontraban en la Isla Blanca, situada en la costa norte de Nueva Zelanda.

Información de ADN40