El número de muertos asociado por la tormenta invernal que azota Estados Unidos esta semana ha aumentado al menos a 47 personas, de acuerdo con el reporte compilado que ofrece el medio The Washington Post.

De acuerdo con el medio, desde el pasado el domingo, siete estados han confirmado al menos una muerte vinculada a las bajas temperaturas.

La gran mayoría de las víctimas, 30, se han producido en Texas debido a que los cortes de energía masivos han dejado a millones de personas varadas sin posibilidad de contar con calefacción ni agua corriente.

Los datos que ofrece el influyente medio estadounidense incluyen muertes confirmadas o sospechosas relacionadas con el clima.

Las identidades de la mayoría de las víctimas aún no se conocen y es probable que no se revele el número real de víctimas durante varios días más, a medida que los primeros en responder continúen realizando controles de bienestar.

Las condiciones siguen siendo críticas para los residentes en Texas, pese a la reanudación de la corriente eléctrica para dos millones de usuarios, ya que miles no tienen agua y el temporal de frío, que ha causado más de 40 muertos en todo Estados Unidos, no acaba de amainar.

Al menos 5 personas han fallecido intoxicadas con monóxido de carbono por el uso de calefactores por combustión en ambientes sin la ventilación necesaria y otras 17 personas, según el Post, han muerto por exposición al frío.